WhatsApp

  
¿Qué es High Fidelity y Low Fidelity Design?

El diseño, en todas sus formas, es un proceso complejo que va más allá de la mera estética visual. En el desarrollo de productos digitales, dos enfoques cruciales, el diseño de baja fidelidad y el diseño de alta fidelidad, desempeñan roles fundamentales en el proceso de diseño, y se refieren al nivel de detalle y acabado que tiene un prototipo o diseño en una etapa particular del proceso.

Low Fidelity Design (Diseño de Baja Fidelidad)

En las etapas iniciales del proceso de diseño, la creatividad y la experimentación son clave, por lo que se usa el diseño de baja fidelidad para explorar ideas de manera rápida y obtener retroalimentación temprana.

Se realizan prototipos o diseños que son simples y de bajo detalle como bocetos a mano, wireframes simples y prototipos simples.

Este enfoque permite evaluar diferentes direcciones de diseño sin la restricción de detalles visuales, fomentando una exploración rápida y eficiente. Permite centrarse en la estructura y flujo general del diseño sin preocuparse por detalles específicos.

High Fidelity Design (Diseño de Alta Fidelidad)

A medida que el diseño evoluciona y se toman decisiones fundamentales, el enfoque se traslada al diseño de alta fidelidad.

Se incorporan detalles visuales como colores, tipografías e imágenes. 

Este paso permite validar la apariencia visual del producto y asegurarse de que esté alineado con la visión general.

¿Por qué son importantes?

Diseño de Baja Fidelidad

  • Ayudan identificar posibles problemas y realizar ajustes antes de invertir tiempo en detalles más elaborados.
  • Al no preocuparse por detalles visuales, los diseñadores pueden centrarse en la arquitectura general y la navegación del producto.
  • Permite realizar ajustes rápidos y experimentar con diferentes enfoques sin la carga de crear elementos detallados.
  • Ayuda a garantizar una experiencia de usuario intuitiva y funcional.

Diseño de Alta Fidelidad

  • Proporciona una representación más precisa del producto final.
  • Facilita la comunicación el cliente al proporcionar una representación más realista del producto final y así se pueda evaluar más eficazmente.
  • Puede incluir funcionalidades interactivas como transiciones suaves y comportamientos interactivos, lo que ayuda a evaluar el flujo de interacción del usuario.
  • Proporciona información valiosa sobre la experiencia del usuario final.

En resumen, el diseño de baja fidelidad es valioso en las etapas iniciales para explorar ideas y obtener feedback rápido, mientras que el diseño de alta fidelidad es esencial para refinar detalles visuales y validar aspectos específicos antes de avanzar hacia la implementación. La sinergia entre la baja fidelidad y la alta fidelidad es esencial, ambos enfoques son complementarios y contribuyen al proceso general de diseño, mejorando la eficiencia y la efectividad del desarrollo del producto.

Alexandra Maya 28 diciembre, 2023
Compartir
Categorías


Iniciar sesión dejar un comentario

  
Diseño Accesible: Creando Experiencias Digitales Inclusivas